El líder efectivo crea un ambiente de superación colectiva donde cada persona del equipo entrega lo mejor de si. El líder impositivo crea un ambiente conflictivo donde cada persona tímidamente actúa por miedo a no agradar al líder/jefe.
Cuando el líder maltrata y exige deja de ser líder y se convierte en jefe, en este punto ya no inspira admiración y solo genera frustración.
Con la tecnología de Blogger.