Buscarte en lo sencillo, amarte en la dificultad.
Seguir remando en vientos tormentosos
Y atracar en puerto de tu preferencia.
Encontrarme contigo en cada esquina,
descubrir tu amor cada segundo. 
Y verte en lo sencillo escucharte en el silencio.

En distintas ocasiones a través de los evangelios vamos a encontrar a Jesús refiriéndose con especial ternura y afecto a un grupo muy reducido de creyentes como los “Pequeñitos o pequeños”; a este mismo grupo a veces se le alude como los humildes y otras como los niños. Sin ninguna duda podemos destacar que Jesús por estas personas tiene un interés singular, él los bendice, los edifica con sus palabras y tiene  cuidado de sus vidas tanto así que algunas veces afirma que quienes hagan difícil la vivencia de estos pequeños mejor les fuese lanzarse al mar con una soga al cuello amarada de una piedra.


  • El hombre común se venga o busca hacer justicia por su cuenta, el cristiano perdona, ama y lo deja a Dios
  • Dar limosnas, orar y ayunar son acciones que de nada sirven cuando nacen de motivos egocentristas
  • Las acciones buenas surgidas de una mala motivación tienen resultados malos
Con la tecnología de Blogger.