Jesús les contestó:No os toca a vosotros saber en qué día o en qué ocasión hará el Padre las cosas que solamente él tiene autoridad para hacer. Hch 1:7

Inicia el año y el panorama no parece favorable, crisis en todos los sentidos y pronósticos nada halagadores se divisan a diario. En el 2011 la atención giró en torno a Harold Camping y sus famosas predicciones incumplidas y ahora en el 2012 parece que serán los mayas y su famoso calendario marcando el fin del mundo que mantendrán en vilo por lo menos a la sociedad occidental.

El Concilio Asambleas de Dios en República Dominicana hace una llamado a todos los pastores, evangelistas, misioneros y a toda la feligresía a nivel nacional, a que ante los constantes movimientos telúricos que están sucediendo en nuestra geografía nacional, tomen las medidas de precaución adecuadas y necesarias, en virtud de cualquier circunstancia en la cual pudieran verse afectadas algunas comunidades dominicanas.
Asimismo, el Revdo.  Miguel García Frías, nuestro súper intendente nacional, hizó un llamado a todo el pueblo de Dios a no alarmarse, ni alarmar a la población, con profecías y predicciones que los inciten a abandonar su comunidad o sus hogares; sobre todo, si estas profecías no son endosadas por nuestra organización, para lo cual podrá consultarnos, a través de sus pastores o nuestros medios oficiales.  La Palabra de Dios dice en 2 Pedro 1:19 que “también tenemos la Palabra profética más segura”, refiriéndose claramente a las Sagradas Escrituras, a la cual debemos estar “atentos como una antorcha que alumbra en un lugar oscuro”

06/01/12

Iglesia Cornerstone en Tennessee, de las Asambleas de Dios de EEUU.


















MISSOURI, Estados Unidos (The Christian Post / Noticia Cristiana) Las Asambleas de Dios, una de las denominaciones pentecostales más grandes, terminó el 2011 abriendo más iglesias en los Estados Unidos de América que el número de días tiene el año.

Mi vida es un tren que avanza rápidamente hacia adelante, los años son solo estaciones en las que recojo cosas que necesito para mi viaje. No pierdo mucho tiempo celebrando en cada estación, pues no quiero perderme los detalles de la travesía. Tampoco me distraigo por los fuegos artificiales que explotan en cada estación que dejo atrás. Lo que realmente importa son las personas, las relaciones y la dicha de saber que estoy aqui para cumplir un propósito escrito en los cielos.

Al pasar por las estaciones lo menos provechoso que puedo hacer es quejarme de lo que no tengo o lo que olvide. Estoy seguro que cada parada será mejor y que al final en la ultima estación podre celebrar por todo lo alto el cumplimiento del propósito de aquel que me puso en los rieles de la vida.
Con la tecnología de Blogger.