Aprovecha el milagro, no cuestiones.

/
0 Comments

Feliz navidad por aquí, feliz navidad por allá. Una película sobre el nacimiento de Jesús en el canal 1, muñequitos cristianos en el canal 2. Publicidad de funcionarios deseándote los mejores deseos, venta de pesebres en las principales esquinas de las grandes ciudades. En este período hasta los ateos te saludan con una aptitud digna del más devoto creyente. Todos saben que la fecha es un “aniversario” del nacimiento de Jesús, muchos no profesan la fe cristiana, pero esto no impide que también se envuelvan en las festividades navideñas, en navidad todo cambia desde el clima hasta el olor de  la cocina.
Sin embargo, mientras esto ocurre hay un grupo de personas enfrentadas en una guerra de argumentos en contra y a favor de la época. Afuera el mundo celebra y dentro de las iglesias muchos se arrinconan para no contagiarse con una festividad “pagana”. Los debates y conferencias sobre la verdadera fecha del nacimiento de Jesús engalanan los pulpitos, recibirás decenas de correos electrónicos motivándote a que no te enrolles en navidad porque es una fiesta mundana. Uno que otro pastor famoso se pronunciará a favor y luego ese será refutado por otro pastor famoso que propugna lo contrario. Algunos llegarán a los extremos y meterán al diablo en el asunto declarando que es una celebración diabólica.
Por mi parte, creo firmemente que en diciembre se produce un milagro y que la iglesia debería beneficiarse. Exceptuando “Semana Santa” no existe otra ocasión en el año cuando el mundo esta más susceptible al cristianismo. La sensibilidad es tal que aun los países musulmanes, de religiones animistas, hinduistas o budistas se han hecho eco de la navidad, la esperan y celebran con regocijo. Si preguntas a cualquier persona en la calle ¿que se honra en navidad? Rápidamente te contestarán  que el nacimiento de Jesús, es aquí donde veo el milagro como una ocasión ventajosa para comunicar la más impresionante de las verdades; no solo una temporada para debates y presentaciones cronológicas sobre el natalicio de nuestro Señor.
No se trata de “mundanalizarnos”, más bien que aprovechemos las puertas que se abren en particulares momentos del año. Si Jesús nació, o no en esta fecha eso es irrelevante cuando se coloca al lado de una alma que le acepte en navidad. Prefiero llenar mi iglesia de arbolitos y pintarla de todos los colores si sé que al hacerlo las personas del barrio saldrán del colmadón y correrán al templo.  Jesús no nació en diciembre, estoy de acuerdo, pero aprovechemos que el mundo así lo celebra y parase que poco les interesa si es cierto o no.


Te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.