HOLLYWOOD PREDICA MEJOR

/
1 Comments

Era la década del 70 y en las principales esquinas de las grandes ciudades unos bullosos no cesaban de pregonar ¡Cristo viene, arrepiéntanse! Dicho fenómeno se prolongó a la década siguiente, en ese tiempo, no debía extrañar uno que otro letrero gigante con ¡El fin está cerca, arrepiéntanse! Insólitamente en los 90 estas voces fueron silenciadas y sus mensajes que vaticinaban el fin del mundo también.
En las vísperas del nuevo milenio presenciamos como las personas se allegaban a los templos atemorizados por un hipotético fin del mundo, ya fuese por el Y2K o por el cumplimiento de alguna profecía bíblica tomada fuera de contexto. Pasada esta conmoción global marginamos los asuntos relacionados con el fin del mundo. Hasta que en el 2009, Hollywood como de costumbre nos sorprendía con un film de carácter apocalíptico que promovía el fin de todo en el 2012, basados en unas supuestas  profecías mayas.

Cuando aun no se habían disipado los nubarrones dejados por esta película, aparece un tal Harold Camping con sus carteles gigantes, pronosticando el arrebatamiento de la iglesia el 21 de mayo y el fin del mundo el 21 de octubre del 2011. Como era de esperarse el 21 de mayo no sucedió nada y el 21 de octubre tampoco sucederá nada.
Lo que está sucediendo es un evidente esclarecimiento del panorama profético de Mateo 24. Las señales que anticipan la venida de Cristo y el fin del mundo se están cumpliendo de manera innegable y con trascendencia mundial. Una catástrofe tras otra, pareciera que la misma naturaleza nos recuerda que no estaremos aquí para siempre. El 2010 fue el año más mortífero en más de una generación según la ONU, pero este 2011 busca eliminar ese record. En lo que va de año hemos sido testigos de grandes terremotos como el de Japón el 11 de marzo, el cuarto más potente del mundo, de todos los medidos hasta la fecha, con su maremoto incluido; guerras civiles en Egipto, Libia, Yemen y otras naciones árabes. Agregue una hambruna en África oriental. Súmele los grandes conflictos generados por el hombre hasta en los rincones más lejanos del planeta y tendrá un perfecto paisaje apocalíptico.
Sin embargo en los pulpitos el mensaje escatológico escasea, pocos predican la venida de Cristo evento principal del evangelio, pocas son las voces que proclaman que nos queda poco tiempo y que estamos vislumbrando el inicio de una gran hecatombe. Lamentablemente hemos conferido nuestra labor a Hollywood y a los falsos profetas. ¿Sera que ellos lo hacen mejor? 


Te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.