Desde el origen de la humanidad ha existido una especie de “guerra fría” entre el hombre y la mujer, es cierto que dicha lucha se da a causa de la separación del hombre con Dios por medio del pecado. En esta guerra la mujer continuamente ha llevado las de perder, en los albores de la humanidad ya era considerada como un objeto, un articulo más en el hogar. Sin derecho a la palabra y sin merecimientos de halagos  o afectos.
            La Gran Comisión se realiza poniendo en predica las siguientes palabras. Ir, predicar y bautizar. Sin duda en los años de existencia que tiene nuestra iglesia hemos entendido esta verdad en todos sus ángulos. Vamos hasta donde están las personas, les predicamos el mensaje de Jesús  y les instruimos con la finalidad de que puedan dar testimonio de su fe en el Señor en las aguas bautismales.
        Por eso para nosotros los bautismos son momentos especiales, en donde las lagrimas de alegrías se apoderan de los participantes. Aquí les dejo solo dos imagines del segundo bautismo de nuestra iglesia. Gloria a nuestro Dios. ¡Estamos creciendo! 



Con la tecnología de Blogger.