Cada año es lo mismo, nada cambia para esta época, nos dejamos envolver por la brisa fresca y los perturbadores arreglos para la navidad. Tanto ajetreo nos desenfoca de lo que en verdad importa, nos concentramos más en los detalles sin relevancia y termínanos olvidando lo esencial de esta temporada.
Con la tecnología de Blogger.