La Iglesia de Cristo nace en el corazón de Dios y tiene como único fundamento su palabra, palabra expresada en las Escrituras. Desde sus inicios la iglesia siempre ha luchado contra ideas y cuestionamientos opuestos a las Escrituras, en el primer siglo la lucha fue contra los judaizantes y en los siglos venideros contra herejías sobre la persona de Cristo y la soteriología, en los tiempos modernos corrientes de pensamientos surgidos de la ilustración y el humanismo han sido los abanderados de aquellos que buscan derrumbar el puesto central y único de las Escrituras en la iglesia.
Con la tecnología de Blogger.