Un año y ocho meses viviendo en este ciudad han sido más que suficiente  para unir mi voz  a  la de aquellos que no apoyan el carnaval, aquellos que entienden que estamos vendiendo nuestros principios, vendiendo  la pureza física y espiritual de nuestros jóvenes, aquellos que creemos que el carnaval representa un alto costo para mantener una baja tradición.

                Nosotros los cristianos siempre sometemos nuestros actos a la siguiente pregunta ¿Qué haría Jesús?,  pero  hoy me atreveré a llevar esta pregunta a otro nivel, ¿Qué haría Jesús si fuera el sindico de La Vega? Ok, es verdad que él no vino a involucrarse en política, ni buscaba posiciones, pero no podemos negar que el evangelio ha sido la mayor revolución en toda la historia de la humanidad y además nunca esta  demás el uso de ilustraciones para enseñarnos una gran verdad. No me imagino a Jesús apoyando una actividad en la que se exalta y se da rienda suelta a los deseos carnales. Si Jesús fuera el síndico no me lo imagino promocionando una fiesta en donde uno de sus requisitos es tener mascaras y esconder quien eres detrás de un disfraz. Si Jesús fuera el sindico no lo veo lleno de algarabía y regocijo cuando un grupo de personas llamados “Diablos cojuelos”  se convirtieran en el centro de atención de su actividad.

       Sé que hemos estado retirados del blog y que no lo hemos estado actualizando con mucha regularidad, me imagino que algunos pensaran que nos hemos cansado o que no estamos haciendo nada interesante. Tal vez pensaran que lo hemos olvidado, pero no es así. Antes de publicar una edificante reflexión permítanme actualizarlos en todo lo que estamos haciendo.
  • -         -  Estamos preparándonos para inaugurar nuestro templo.
  • -          Ya iniciamos la zapata del centro de aprendizaje, al lado del templo.
  • -          Nos preparamos para nuestro segundo bautismo en la joven historia de la iglesia.

 Hay mas buenas noticias, pero no me adelantare, los mantendré al tanto de todo, sepan que estamos aquí, trabajando cada día con mas entrega y mirando la mano de Dios obrando a nuestro favor.
Con la tecnología de Blogger.