ABRIENDO CAMINO

/
0 Comments
      La calle que pasa frente al templo es un verdadero caos, es intransitable y en tiempo de lluvia es como.  Esta es la misma calle que los niños usan para ir a la escuela y también para llegar a la policlínica que se encuentra en el área cercana a la  iglesia. Entendiendo esto decidimos arreglar la calle por nuestra cuenta. Y la verdad es que fue una gran experiencia, la comunidad se unió como un solo hombre. Los niños trabajaron al lado de las mujeres y logramos poner la calle en condiciones, como debe estar.




Te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.