UNA IGLESIA SINGULAR

/
1 Comments

Durante el servicio de adoración del domingo tuvimos una interrupción graciosa, es algo que ha pasado en varias ocasiones mientras presentamos películas en la iglesia, pero nunca durante un culto de domingo.

Una vaca entro la cabeza por las tablitas que sirven de pared al templo, los hermanos especialmente los niños como están acostumbrados no hicieron otra cosa más que reírse de lo sucedido. En verdad que somos una iglesia única donde los animales quieren participar, esto fue un momento alegre, pero también es un acto que no invita a reflexionar en la necesidad urgente del templo.

                         Esperamos  en Dios que pronto esté listo, ¡Bendiciones!



Te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.