Estando en el seminario siempre pensaba en como seria estar al frente de una iglesia, como seria estar en la posición de ser uno mismo quien tome decisiones, de ser el que dirija toda una congregación. Me imaginaba teniendo varios años al frente de una obra, haciendo amistades con los miembros, predicando todos los domingos, caminar por las calles y deteniéndome a saludar, me imaginaba dando media vuelta cuando alguien reclamaba mi atención con solo pronunciar ¨Pastor¨.

Todo esto ya no lo imagino, ya no lo sueño, ahora lo vivo, lo siento y ahora lo comparto, lo comparto porque el 27 de julio, El Señor permitió que cumpliera mi primer año de estar al frente de esta iglesia, sin lugar a dudas un año de muchos retos, grandes desafíos, fuertes responsabilidades, pero lo mejor de todo, un año contando con el respaldo de Dios.

Ahora me detengo a pensar seriamente en todo lo que ha pasado en este año, en todo lo que he visto y sentido; me doy cuenta que hay cosas que nunca las imagine, he encontrado ciertos detalles que los pase por alto cuando soñaba con mi nirvana ministerial. Cosas que tú no las planificas pero se dan y son partes inseparables de este proceso. Si me preguntaran que ha sido lo que más ha impactado mi vida en este año, sin temor responderé que la relación con la gente, la forma en que la gente te trata y te brinda su apoyo y se identifica con la imagen del pastor, el hecho de ser una persona en medio de una comunidad que aporte soluciones y que transmita paz a través de las palabras y las acciones.

En términos negativos diría que el tiempo, sí el tiempo, este nunca es suficiente, siempre falta, son tantas las cosas que he querido hacer pero el tiempo parece que está en mi contra y avanza implacablemente con rapidez. A esto se agrega la soledad del ministerio y cuando hablo de esto, me estoy refiriendo a un tema bastante conocido por los ministros, esa soledad que es más profunda cuando estas levantando una iglesia desde cero y que se complementa con el estado de soltería.

A pesar de todo, puedo levantar mi voz y declarar que este ha sido un año de victoria, de éxitos y que esta obra crece en términos cuantitativos y cualitativos. Agradezco a Dios por su fiel compañía, su presencia, sus cuidados, ¡Gracias Señor!; agradezco a todos los que apoyan esta obra con sus oraciones y sus aportes, en especial a los misioneros Mitchell y Deborah, ¡Gracias familia Martínez!

Dios les bendiga a todos y declaro que aun nos queda mucho por hacer.

El Concilio Evangélico de las Asambleas de Dios informa a todo el pueblo en general que los restos del reverendo Pedro Celestino Ortiz llegaron al país el lunes a las seis de la tarde y que serán colocados en la funeraria Blandino, en la Avenida Abraham Lincoln.


Con tal motivo, la organización ha dispuesto que se suspendan los retiros de la capital para concentrarse en los actos fúnebres correspondientes.

A partir de hoy en la mañana, se montará junto al féretro una guardia de honor integrada por ministros de las Asambleas de Dios.

Condolencias

Nersido Borg: Nos unimos al dolor de esta gran familia, descanso en Dios, su consuelo es real.


Abel Encarnación: La partida de nuestro hermano deja un vacío importante en nuestra obra y un gran desafío a los ministros que estamos en servicio, seguir su ejemplo de cristiandad, esfuerzo y trabajo tesonero.

Joel: Compartimos la tristeza por el fallecimiento de Nuestro Hermano Pedro Celestino Ortiz. Sabemos que su legado para la nueva generación es incalculable y seguiremos su ejemplo y entrega


En estos días, me ha tocado ver como la mayoría de personas con las cuales he compartido este año en La Vega, están preparando sus maletas para tomarse unas merecidas vacaciones. Esto me puso a reflexionar en que todas las instituciones, oficinas, tiendas, comercios, etc. En el algún momento del año cierran sus puertas, para darse un respiro.

También en nuestras relaciones interpersonales esto es una realidad, ¿cuántos de nosotros no hemos tenido que enfrentar alguna dificultad y al pedir el apoyo de un amigo o familiar nos damos cuenta que no está, que se ha ido, que está en otro lugar y que no nos puede dar la mano?

Es extraño saber, que los momentos en los cuales estamos más solos, también son los momentos en los cuales necesitamos de más compañía. Cuando nuestra situación es la más grave, ese es el tiempo en que nuestros amigos más cercanos no están. Cuando estamos caminando sobre la línea entre el éxito y el fracaso, nadie está con nosotros. Nuestros amigos siempre tienen algo más urgente, más importante.

Pero que bueno es saber que tenemos un amigo que no cierra sus puertas, El nunca toma vacaciones, El nunca esta distante, no existen los días rojos o festivos para El. Aunque todos necesiten de un respiro en su agenda, la agenda de El siempre dice tu, tu, tu, tu…

No importando lo difícil de la situación El nunca se aleja, El permanece cerca tanto en navidades como en semana santa. Si estamos en la playa el nos acompaña igual como si estuviésemos en la montaña, El no necesita dinero para acompañarnos o un espacio en nuestro carro, El se las arregla para ocupar el mejor lugar. Un lugar desde donde nos observa, nos protege y a cada minuto nos recuerda que nos ama.

El ha prometido en su palabra que nunca nos dejaría solo, que siempre estaría a nuestro lado y El cumple esa palabra a diario. Así que no te preocupes, si todos se van de vacaciones, solo recuerda que ¨EL NO TOMA VACACIONES¨

No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas. Josué 1:9b (Dios Habla Hoy)



Con la tecnología de Blogger.