MANOS QUE DAN

/
0 Comments

No sé quien, no sé cómo, no sé cuándo; pero si se que paso. En la iglesia Centro de Vida, de las Asambleas de Dios, hemos estado orando constantemente por una planta eléctrica. En esta comunidad son más las horas que estamos sin energía eléctrica, que los pequeños momentos que estamos con ella.



Muchas actividades hemos tenido que cancelar por la carencia de una planta eléctrica, pero Dios escucho nuestras oraciones y envió un Buen Samaritano o unos Buenos Samaritanos, en realidad no sé cuantos, ni siquiera se sus nombres; pero el hecho es que hoy contamos con una planta eléctrica, en perfectas condiciones.


(Planta Electrica Suzuki 2.2 k, Silenciosa y Economica)

Un milagro completo, ya que en la tienda donde la compramos, al solicitar un descuento en nombre de la iglesia, los dueños fueron tan generosos que más que un descuento nos hicieron un regalo. Que Dios los bendiga a ellos y a nuestros donantes sin nombres, que bueno que para pedir bendición por alguien, no se necesitan mencionar sus nombres. Sepan que estamos orando por ustedes.



Te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.